AVE FÉNIX

9:53 AM Roberta W. P. F 0 Comments

The Phoenix must burn to emerge

Usualmente la cosa funciona así:
Yo Roberta, editora de este espacio que es My Vintage Armoire, me pongo a reflexionar sobre la vida y todos esos sentimientos, pensamientos y actitudes que la conforman.
Los observo, a veces los vivo, los comento con personas cercanas, y después los disecciono y trato de encontrarles el sentido, el núcleo, lo que llamaríamos "el porqué".

¿Por qué todo eso?

Porque pienso que todos vivimos cosas similares. No importa si disfrutamos o padecemos, lo que si importa es que otra perspectiva puede ayudarnos a crecer, a ponerle palabras a todo ese ruido que hay en nuestra mente, a darnos un respiro y entender que es normal, que todo va a estar bien, que así es la vida.

Sin embargo estos últimos meses he traído la cabeza hecha un caos.
Entre tratamiento medico, muchos efectos secundarios que afectaban mi estado de ánimo, energía y humor, intentos por retomar hobbies que me distrajeran e hicieran sentir mejor,  así como la decisión de limpiar mi entorno de todas aquellas personas que no fueran reales y le sumaran a mi vida, he pasado por muchos momentos de crecimiento, de enfrentar situaciones a las que llevaba años dándoles la vuelta esperando a que se resolvieran solas, aventarme a vivir cosas que no había vivido o me negaba a vivir porque me aterraban y de volver a encontrar el balance.

El otro día me abrí con ustedes en Instagram porque me di cuenta de que ya podía hablar de ello y que lo que pasé los últimos meses ya no tenía poder sobre mí.
Me sentí renovada y en total control. Así de poético; Bueno igual y no tanto, pero pude platicarlo sin sentir un nudo en la garganta.

Pasó y sobreviví. 
Todo está bien. 

She's back, She's reborn

Este post iba a comenzar con una definición de lo es renacer y un detallado análisis literario sobre las razones por las cuales creo que el poder del simbolismo del Fénix no yace en el hecho de renacer a partir de las cenizas, sino en la afirmación implícita de que para que eso suceda, primero hay que arder y destruir todo lo que uno es o alguna vez fue para que eso sirva de materia prima de lo que uno será. Sin embargo, mi tren de pensamiento se vio simplificado por una frase con la que me topé en una visita espontánea a la exposición de diseño chino del Museo de la Ciudad de México este sábado:

"Almacenar vacío es jamás agotar las posibilidades porque siempre queda espacio para la creación" 
Kongtu, Veinticuatro categorías de poesía 
  

Entonces para seguir creciendo, creando, pensando, no debe haber nada que ocupe ese espacio. Renacer per se podría traducirse como quedarse en blanco, dejar ir, ¿no?

No es un descubrimiento, lo sé
Pero me gustó mucho la analogía

Estamos hablando de que no se trata entonces de destruir, sino simplemente despojarnos de lo que ya no sirve y liberar espacio para futuros procesos. 
Podemos decir con certeza entonces, que los lapsos de balance perfecto siempre son efímeros porque quedan aún muchas cosas por vivir.
Entonces no se trata de una violenta destrucción para renacer en utopía, sino de depurar y volver a empezar.

La vida es un ciclo constante de cambio.
Experimentamos cosas todo el tiempo, algunas buenas y otras malas pero todas de una u otra manera llegan a su fin, y no me refiero al final de una relación, por ejemplo, sino al final de una etapa en esta. El final del coqueteo,  para empezar a salir, el final de las salidas que dan entrada al noviazgo, etc.
Así es en todos los aspectos de nuestras vidas. Con cada etapa aprendemos cosas, vivimos dramas, pasamos por el éxtasis, el dolor, la felicidad y la tristeza, acumulamos conocimiento y después nos despojamos de todo lo demás para regresar al lienzo en blanco necesario para experimentar cosas nuevas.

La filosofía de Kongtu me gusta, le da un refresh a lo que personalmente veía como una experiencia tortuosa. Ahora veo el renacer como un detox. Y ya hemos hablado de como nuestra generación parece ser EXPERTA en esto.

Mi plan era escribir sobre como regresé del caos a mi centro y lo bien que eso se siente, pero justo cuando ya me había inspirado, empezaron a pasar cositas nuevas, emocionantes y al mismo tiempo terroríficas que me dieron una sacudida y me recordaron que así como el dolor no dura para siempre, tampoco lo hace la calma. 

There's not such thing as endless calm

Creo que muchas veces estamos esperando a que algo termine, a que salga el sol, a que lleguen mejores días en los que el mood, la situación y la compañia sean óptimos. Pero si tal cosa existiera... ¿Qué sería de la vida, sino una rutina monótona? No viviríamos en lo absoluto, nos dedicaríamos a sobrevivir. Minuto a minuto. Hora tras hora. Día tras día. Sin alteración o emoción alguna. 
Mi punto es, que tenía muchas ganas de escribir sobre como después de un periodo negro encontré la luz al final del túnelComo después de arder siempre llega el renacer; hay una pausa, podemos darnos un respiro, pero ese respiro no es el end game, no es la meta, es solo el cierre de una etapa antes de comenzar la siguiente. 

Porque no podemos olvidar la naturaleza del fénix:  aunque renace de las cenizas y es increíblemente majestuoso en su esplendor.
Siempre, vuelve a arder. 

0 comentarios: