BEAUTY Y PAZ MENTAL

12:00 AM Roberta W. P. F 0 Comments

Cuando eres una adolescente con fijación por la moda y la belleza, sueñas con el día en que encuentres la fórmula que lo haga todo funcionar. Mientras tanto pasas de tendencia en tendencia cometiendo más fashion faux pas de los que deberías, usando siluetaras que no te favorecen y aplicando en tu rostro absolutamente todo producto que prometa maravillas sin leer etiquetas o preocuparte por lo que tu piel realmente necesita. En pocas palabras, vas por la vida usando cremas para piel grasa cuando en realidad tienes la piel seca, y cortándote el fleco porque crees que el look de Edna te queda. (Mi ID es un recordatorio constante de que no debo confiar en un estilista que diga estar ansioso por hacerme un cambio de look extremo)

Regresando al tema de las cremas, la verdad es que en mi caso no fue tan grave. Mi madre decidió que era mejor prevenir que lamentar así que las visitas al dermatólogo fueron religiosas desde que cumplí 13. Hidratante y un jabón para piel sensible fueron mas que suficiente; sin embargo, a partir de los 18 todo se fue en picada. Tuve que empezar a tomar tratamientos contra el acné y cada mes cambiar de cremas para combatir las imperfecciones y contrarrestar los efectos de las pastillas, porque te destruyen de adentro hacia afuera. Mi rutina dejó de ser constante y de ahí todo se volvió un desatre.
Fast forward, adelantemos este relato al presente, a mis 21, donde las imperfecciones parecen estar totalmente relacionadas con la calidad de la comida que consumo y la cantidad de estrés a la que me veo sometida. Todos los universitarios que lean esto entenderán que en temporada de exámenes es IMPOSIBLE no romper la dieta y en mi caso, cuando tengo mucha ansiedad recurro a mi vieja amiga la nutella que en definitiva no es un aliado para tener piel de muñeca.

Pero bueno, vayamos al grano... (see what I did there... no olvidenlo que oso mi #DadJoke jaja)

Hace relativamente poco comencé a interesarme más y más por el mundo de la belleza.
Pero así como me abruma entrar a una tienda en SALES porque no se ni por dónde empezar, igual me siento a la hora que alguien empieza a hablar de tónicos y sueros...


¿EN QUE MOMENTO AGUA, JABÓN Y CREMA DEJARON DE SER SUFICIENTE?

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE UN TÓNICO, UN SUERO Y UN HIDRATANTE? 

¿EN QUÉ MOMENTO EMPIEZO A COMPRAR CREMAS PARA EL CUELLO, EL CONTORNO DE OJOS, ETC? 

¿QUÉ VA PRIMERO? ¿VAN JUNTAS?

Preguntas que cruzaron por mi mente y para las que aún no tengo respuesta. Lo que si se, es que decidí en temporada de finales hacer de mi rutina de belleza mi nuevo proyecto porque necesitaba una forma de relajarme y sentir que tenía algo en mi vida bajo control. (Soy una dramática...)
Pero les juro que lLegar a mi casa y seguir una rutina con la que sabría que habría una diferencia clara y positiva me daba mucho sentido de control y realización.


MI BEAUTY REGIME ME DIO PAZ

La constancia hacen del proceso algo mecánico y por ende relajante. Pero lo mejor es que decidí enfocar una parte de mi tiempo totalmente en mi, en aprender para mí y mejorar yo. 

Empecé aplicando mascarillas hidratantes una vez a la semana. 
¿Mi favorita? Las de miel de Missha, la "Moisturizing & Embelishing Foam Mask" de Givenchy y las Advanced Night Repair de Estée Lauder
LIFE HACK: Todas las mascarillas vienen en un suero que usualmente se queda en la bolsa. Lo mejor es usar el resto como crema para el cuello y el escote o en caso de que sea mucho, volver a meter la mascarilla y dejarla en el refrigerador para que lo absorba y puedas volver a usarla. 

Sin embargo eso no era suficiente. Me dediqué a buscar un jabón de limpieza profunda que a parte exfoliara y fuera para piel delicada. 
Encontré Clearly Corrective Brightening & Exfoliating Daily Cleanser de Kiehl´s y tengo que decir que es una delicia. Nunca he sido fan de los exfoliantes porque me irritan la piel, pero este es súper suave y te deja una sensación de frescura en la piel. 

Después de bañarme o lavarme la cara aplico directamente hielos de agua de rosa, un tip que me pasó mi abuela y que hace toda la diferencia en el proceso. Los hielos de rosa desinflaman, reducen el acné, combaten irritaciones, cierran los poros y le dan a tu piel un glow natural porque la baja temperatura mejora la circulación.  
Justo después me pongo un suero. Antes no prestaba tanta atención al tiempo, pero he visto que si aplico el suero justo después del hielo, este se absorbe mejor y me deja la piel hidratada por  más tiempo. 
Ya les he hablado de ese producto en Instagram porque estoy obsesionada: HyaluB5 de La Roche Posay. Son un Suero y una crema a base de ácido hialurónico que hidrata y rejuvenece la piel. 
Para los que aún no necesitan rejuvenecer nada déjenme decirles que te deja una piel de bebé.

SIEMPRE SE PUEDE SER MÁS JÓVEN 
JAJAJA 

Por último, una vez a la semana dependiendo de mi humor aplico una mascarilla de arcilla para hacer una exfoliación profunda y desintoxicar mi piel de toda la mugre de la ciudad. 
Digo que depende de mi humor porque amo ponérmela los domingo y empezar la semana fresca; pero si para el miércoles ya no puedo más, es la forma perfecta de relajarse. 

La verdad es que el rollo de la belleza es un UNIVERSO y se trata de prueba y error hasta encontrar lo que le haga bien a tu piel.

Yo por lo pronto no solo tengo la piel de porcelana, sino que cuidar de mi misma me dio paz. 
Me gustó tener un sentido de responsabilidad no solo hacia la vida en general, las tareas, los amigos, la familia, etc sino hacia mi bien estar.




ESO ES AMOR PROPIO¿NO?

Se siente padrísimo. 
Se que puede sonar mundano, pero son esos pequeños momentos en los que haces algo por ti los que te ayudan a recargar las pilas y entrar en balance. 
Al final eres tu quien tiene que vivir consigo mismo 24/7, que mejor que ser tu propio BFF y cuidarte como solo alguien que te quiere lo haría. Eso incluye bajarle al estrés y subirle a los buenos hábitos y echarte porras para cumplir tus metas. 
No se ustedes, pero yo en unos años pretendo verme como Jane Fonda se ve a sus 80 así que mas vale que me siga aplicando con esto de los faciales y la paz mental. 

Love, Roberta

0 comentarios: