Broken hearts

11:17 AM Roberta W. P. F 0 Comments




Cuando conocemos a alguien, al principio solo vemos un fragmento de quienes son; y siento, que cuando hay click, en lugar de seguir poniendo atención a los detalles, nos anticipamos a construir el resto de su ser con nuestros sueños y expectativas. 

CREAMOS PEQUEÑAS FANTASÍAS Y LAS DEJAMOS CRECER EN NUESTRO CORAZÓN

NOS APEGAMOS

Pero un día, la ficción que hemos garabateado se desvanece. 
Algo pasa que hace que las piezas no encajen.
La reacción que esperamos de alguien no es la que recibimos porque desde un principio jamás debimos de haber esperado eso. 
Ese es el momento en el que esa amiga, el crush o cualquier otra persona, a la que pusimos en un pedestal, en la que confiamos, de la que nos enamoramos, resulta no ser lo que esperábamos. 
Y no lo entendemos, porque nos resulta imposible creer que jamás lo vimos
Pero así es: 

DE PRONTO, LA PERSONA QUE ESTÁ FRENTE A NOSOTROS ES UN DESCONOCIDO

DUELE

Sentimos que de pronto perdimos a alguien.
Pudo haber sido de repente, inesperadamente o pudimos haber empezado a perderles gradualmente, pieza por pieza hasta que no quedo nada.
Maybe los conocíamos de toda la vida o maybe en unas semanas se volvieron especiales y creímos que iban a estar ahí siempre.  
No importa.

NO PODEMOS CONTROLAR LA PROFUNDIDAD DE LAS HERIDAS QUE OTROS INFRINGEN EN NOSOTROS

Por esa razón, no quiero escribir que mañana es un nuevo día y el sol va a volver a brillar. Tampoco me gusta eso de que "hay muchos peces en el mar" 
Está bien que duela tanto como duele.

LO QUE SENTIMOS AHORA 
QUIZÁ NO ES 
COMPLETAMENTE VALIDO, 
NI JUSTO 
PERO NECESARIO.

Suena poético pero después de un par de golpes te das cuenta de que aprendes; de que poco a poco pones más atención a esas banderitas rojas que crees poder manejar y decides cortar a la gente negativa de tajo desde un principio.
Ojo, que aunque todas las frases inspiracionales, mamá o nuestra BFF diga que es fácil, no es como que mágicamente se vaya a levantar un peso de nuestros hombros y vayamos a sentirnos mejor y más libres. 

NI CERCA

No es un proceso fácil ni feliz.
Probablemente vayas a sentirte culpable, e incluso un poco arrepentido, pero a la larga vale la pena y quizá encuentres confort en saber que no vas a seguir lidiando con los mismos dramas de siempre.
Soy una persona que cree mucho en la inteligencia emocional y en desarrollarla y creo que un punto importante de eso es ser sinceros con nosotros mismos y entender que la verdad es que ninguno de nosotros es fácil de lidiar, date-ar o satisfacer a todas horas. Todos tenemos nuestros vicios, actitudes y formas de pensar que nos convierten en quienes somos. Agradar o que alguien nos agrade al 100 es prácticamente imposible. 
La vida no se trata de vivir un cuento de hadas ni de encontrar al príncipe azul, sino de buscar algo por lo que estés dispuesto a trabajar y a alguien que tenga las mismas ganas de hacerlo contigo. 
Es así de simple. 
Por ende, solo nos queda ser pacientes e intentar ver a las personas por lo que son.

La persona indicada, amiga, o amor se verá clara como el agua, con sus defectos y virtudes, sin necesidad de ayuda de un retouch de nuestra imaginación.
Y la que no pues, aunque duela... Es mejor poner distancia y poco a poco decir adiós.
R. Woodworth


0 comentarios: