Nota 209

9:05 AM Roberta W. P. F 0 Comments


Tengo el corazón bajo llave
Temeroso, cansado y derrotado, confinado en una cueva.
Debe ser el cansancio de tanto exponerse.

Tengo la fe un poco rota, y no quiero que nadie llegue y simplemente pegue los pedazos. Quiero que alguien la restaure.


Ha pasado mucho tiempo y me he alejado

Me he alejado para tomarme un tiempo y conocer las curiosidades que se forman en mi mente, en mis entrañas; las mas escondidas, las que no sabia que existían e incluso las que me apenan, y sin embargo gracias a todo esto, me he llegado a querer…

Pero carajo, no es lo mismo mirarse al espejo y amar lo que ves, a que alguien te mire, te acaricie y te diga “eres hermosa”.

Es verdad, y soy consciente de que mi existencia es un entero que no requiere de mitades; pero aun así necesita de otro entero. 
Si no fuera así, si estuviéramos destinados a vivir la vida como uno individual, entonces ni las odas ni las mas grandes tragedias estarían escritas sobre amor.


Pero resulta difícil

Recorro las calles, escuchando las voces de mi soledad y su eco que emana del mismo sentimiento en el cuerpo de otros buscando confort, mientras exclaman al unísono: "estamos mejor así" "es tiempo de disfrutar" "ya llegará" " dejemos de pensar en eso" 

Y si JODER, ya dejemos de pensar en eso porque nos consume... Pero al mismo tiempo quiero pensar. 
Quiero sentir
Quiero que alguien quiera pelear contra el mismo infierno si es necesario con tal de estar conmigo.
Que esté dispuesto a dar todo lo que yo puedo dar.
Quiero a alguien que vea más allá de mi cara y mi cuerpo para ver a través de mi piel.
Quiero a alguien que se embriague con el olor de mi perfume, que encuentre su droga en mis labios y ame mi sonrisa.

Una persona que se enamore de mi con ganas, con locura, sin mesura, sin pudor, sin prejuicios y sin dudas.
Alguien que se aventure a conocer mis caras mas ocultas

Alguien que escuche cuando llore, que me sostenga cuando esté apunto de caer, que encuentre en mi un pilar, que me haga entender el mundo, y no me haga falta.

Pero verán…
Han pasado días, meses, incluso creo que ya son años, y sigo sin encontrar a alguien que me haga escribir de un amor que no sea fruto de mi fantasía.

¡Qué frustración y ridiculez! 

Que digan que merezco todo, que valgo el mundo entero, que soy hermosa y sin embargo sigo deambulando como mercenario por las dunas de la vida, sin compañía.

No tiene coherencia que te digan que mereces el universo entero y aún así, que nunca nadie se atreva a quedarse.
Por ende, aquí estoy, entre la espada y la pared, entre resignarme y  seguir creyendo que tal vez alguien allá afuera es para mi.


Porque todos dicen que llegará “el indicado”

Y también dicen que toma tiempo.
Dicen que deje de buscar pero igual dicen que salga a encontrarlo.
Dicen que el amor no existe y después se van y se enamoran.


¡Cuánta contradicción!

Tengo el corazón herido, por entregarlo a quien no ha sabido querer.
Tengo el alma medio rota, por abrirme demasiado a quien no ha sabido quedarse.
Pero dicen que eventualmente, algún día, cuando menos lo espere, cuando menos lo piense, llegará.

Dicen que valdrá la pena.
¿Entonces qué hago vagando entre nubes grises con tormentos internos, tristezas incomprendidas y preguntas sin respuesta?


...


Me acabo de encontrar este texto en una nota en mi celular. 
Lo escribí hace un par de meses en una especie de crisis y me la encontré ayer mientras buscaba textos incompletos para escribir.
Es curioso leer estas cosas cuando estas en una etapa emocional distinta. 
Por un lado me da miedo la vulnerabilidad del texto, por otra me alegra haberlo superado. 
En estos momentos siento todo lo contrario. 
Estoy feliz, disfrutando la vida y la compañía de las personas a las que quiero y que hacen de mis días algo muy divertido.

También dejé de buscar la felicidad de afuera hacia adentro. 
Mucha gente se pregunta por que el amor no le llega de alguien mas, pero nunca nos preguntamos ¿Hay alguien que yo quiera que se acerque?
O sea literalmente, ¿quien quieres que salga contigo?
Si no hay nadie en concreto y solo esperas que literalmente cualquier desconocido se acerque con tal de salir de la monotonía, estas poniéndole demasiado valor a lo que hay allá afuera en lugar de volverte dueño de tus sentimientos.
Una vez que cambias la perspectiva, todo en tu vida se vuelve mejor, literalmente es cuestión de buscar el lado de la plenitud.


Roberta Woodworth

0 comentarios: